Crumble de manzana fit

Crumble de manzana fit

En estos días de frío no hay nada mejor para merendar que un trozo de tarta de manzana calentito. Sabe genial y mejor aún acompañado de un te. El crumble es un postre típico de la tradición inglesa. Una receta para adultos y niños por su ligereza y bondad. En este post, he propuesto una versión del crumble de manzana fit,  que gracias al uso de harina de avena como sustituto de la harina blanca, proporciona hidratos de carbono con una digestión lenta.

En esta receta también usamos un «truco secreto» para aumentar la cantidad de vitaminas: agregamos algunas cucharadas de los superalimento de Huaora.

Ingredientes para la base

  • 1, 1/2 taza harina de avena
  • 1, 1/2 taza harina de almendras
  • 5 cdas de aceite de coco
  • 3-4 cdas de miel, sirope de arce o jarabe de agave
  • 1 pizca de sal
  • 1 cdta bicarbonado
  • leche vegetal

Ingredientes para el relleno de manzana

  • 2 manzanas
  • 3 cda de azucar moreno
  • 1 cdta canela
  • 1/2 cdta de nuez mscada

Ingredientes para el crumble superior

Preparación:

Preparamos la base
Mezclamos los ingredientes secos: las 2 harinas, la sal y el bicarbonato en un bol. Aparte, ponemos a derretir el aceite de coco en una cazuela y lo añadimos a la mezcla junto con la miel. Amasamos el compuesto y vamos echando la leche vegetal (de coco, arroz o avena) poco a poco hasta que el compuesto vaya cogiendo una consistencia de masa flexible que se pueda extender. Una vez hayamos obtenido esta consistencia la estiramos con la mano en la base de un molde rectangular para tarta ql que hemos untado anteriormente con mantequilla y harina. Lo metemos al horno y lo cocemos a 180ªC por unos 15 minutos. Mientras tanto preparamos el relleno y el crumble:

Relleno de manzana
Pelamos las manzanas y las partimos en gajos. Ponemos todos los gajos en una cacerola con un par de cucharadas o tres de azúcar moreno, la canela y nuez moscada. Cubrimos las manzanas con agua, y las calentamos a fuego medio. Cuando estén cocidas y blandas -se puede comprobar pinchándolas con un tenedor-, las apartamos del fuego.

Crumble para cubrir la tarta
Lo primero que vamos a hacer es machacar las almendras. Nosotros hemos usado un procesador de alimentos, pero también se puede hacer a la manera tradicional, con un mortero y un poquito más de paciencia. Añadimos el trigo sarraceno, los copos de avena, las semillas de lino, un chorrito de aceite de oliva y el mix de Huaora que prefieras. Puedes añadir algún tipo de endulzante si quieres como -miel, stevia, sirope de arce, de agave…-. Mezclamos todo con la cuchara pero al final es recomendable, y más divertido, utilizar las manos. No te apures si el crumble queda un poco desarmado. Es como tiene que estar.

Preparamos los 3 niveles de la tarta
Retiramos del horno la base y cubrimos con el preparado de manzana cocida repartiéndolo uniformemente con la ayuda de una cuchara. Por encima de todo colocamos el crumble sin aplastarlo mucho y procurando que el crumble cubra totalmente toda la capa de manzana.

Llevamos el horno a 180º durante 40 minutos y sacamos la tarta cuando veamos que la parte de arriba está tostada y crujiente.
Si sirves este crumble de manzana fit calentito lo puedes acompañar de helado de sabor vainilla o yogurt griego. ¡Verás qué delicia!

Light apple crumble



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *